Cinco pasos para el establecimiento (y el logro) de objetivos basados en la ciencia

Una de las vías para facilitar a las empresas el diseño de estrategias dirigidas a disminuir las emisiones de efecto invernadero derivadas de sus actividades es el establecimiento de objetivos basados en la ciencia. Desde Carbon Clear proponen seguir cinco pasos para facilitar a las organizaciones para fijar estas metas y alcanzarlas.

Las organizaciones de todos los tamaños y orígenes geográficos están experimentando una creciente presión para desarrollar objetivos ambiciosos de reducción de emisiones que estén en línea con lo que la ciencia del clima entiende que es necesario para mantener el aumento del calentamiento global en un máximo de 2 °C para final de siglo.

Una forma de lograrlo es establecer objetivos de reducción de carbono basados en la ciencia (Science-Based Target, SBTs). Históricamente las corporaciones establecen objetivos a corto plazo y potencialmente arbitrarios. Sin embargo, los objetivos basados en la ciencia cambian el enfoque cortoplacista por otro a largo plazo (con las miras en el año 2050), de manera que se asegure que las empresas de todo el mundo desempeñan su papel para contribuir al logro de los compromisos adoptados en el Acuerdo de París.

¿Por dónde empezar? Desde Carbon Clear proponen seguir los siguientes cinco pasos para hacer más fácil el cumplimiento de esta misión:

  1. Evaluar la viabilidad del establecimiento y el cumplimiento de un objetivo basado en la ciencia.
  2. Identificar un enfoque coherente para la empresa.
  3. Calcular y confirmar la base científica del objetivo.
  4. Solicitar la aprobación por parte de la iniciativa SBTi.
  5. Alcanzar el objetivo fijado.

Haz clic en la imagen para conocer más detalladamente qué implican cada uno de estos pasos propuestos que se recogen en el informe 5 steps for setting (and meeting) a science-based target (5 pasos para establecer -y lograr- un objetivo basado en la ciencia).

 

Los objetivos basados en la ciencia cambian el enfoque cortoplacista por otro a largo plazo (con las miras en el año 2050), de manera que se asegure que las empresas de todo el mundo desempeñan su papel para contribuir al logro de los compromisos adoptados en el Acuerdo de París.

 

Fuente: Carbon Clear.

Deja un comentario