China lanza el mayor mercado de comercio de emisiones del mundo

China, el mayor emisor de gases de efecto invernadero del planeta (es responsable de un cuarto de las emisiones globales), acaba de lanzar su esperado sistema de comercio de emisiones, convirtiéndolo en el mayor mercado de comercio de carbono a escala mundial y dando muestra de su determinación en la lucha contra la contaminación y el cambio climático.

Imagen: Hites Choudary (Pixabay).

El nuevo ETS chino Este sistema afecta a alrededor de 1700 empresas y cubrirá 3500 megatoneladas de dióxido de carbono (un 33,9 % de las emisiones totales chinas de CO2).El nuevo sistema debuta solo con la producción de energía basada en carbón y gas natural, lo que resulta crítico, ya que el sector eléctrico representa un 46 % de las emisiones de CO2 chinas y próximamente ampliará su radio de acción a sectores industriales y manufactureros.

Este sistema afecta a alrededor de 1700 empresas y cubrirá 3500 megatoneladas de dióxido de carbono (un 33,9 % de las emisiones totales chinas de CO2). En comparación, el mercado europeo de comercio de emisiones cubrió 1939 megatoneladas de CO2 en 2017, emitidas por los sectores de la generación eléctrica e industria pesada.

Analistas de la industria opinan que la Administración del presidente Xi Jinping se está moviendo con cautela en el diseño de este mercado de comercio de emisiones, con el que busca equilibrar las demandas para eliminar la contaminación con las previsiones crecientes de consumo eléctrico de fábricas y hogares.

A pesar de hace solo un año las autoridades estaban considerando incluir hasta 6000 compañías en el nuevo mercado, las 1700 afectadas finalmente representan un avance significativo para involucrar a los mercados en la limitación de las emisiones y avanzar hacia una economía baja en emisiones.

China es la segunda economía más grande del mundo y el mayor emisor de gases de efecto invernadero, por lo que el esquema de comercio de emisiones (ETS —Emission Trading System) tendrá un impacto global mucho más allá de Asia en la reducción de emisiones, en línea con los objetivos establecidos en el Acuerdo de París.

El lanzamiento del nuevo ETS da continuidad a los pilotos de siete sistemas regionales de comercio de emisiones ya en marcha desde 2011 en algunas de las jurisdicciones de nivel provincial más grandes de China —Beijing, Chongqing, Guangdong, Hubei, Shanghai, Shenzhen y Tianjin—.

Estos pilotos han registrado una emisión excesiva de permisos de emisión y precios bajos, con un promedio de 30 yenes (4 EUR), muy similar a lo que sucede en el ETS europeo. Según Jiang Zhaoli, subdirector del departamento de Cambio Climático de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma china (NDRC, por su acrónimo inglés), el precio debe subir a entre 200-300 ¥ (entre 25 y 40 €) para presionar a las empresas a que reduzcan sus emisiones, un nivel que se espera alcanzar en 2020, cuando el plan esté plenamente operativo.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos estima el coste social del carbono en 35 €, pero todos los esquemas de ETS están actualmente muy por debajo de dicha cifra.

El Reino Unido ha introducido un precio mínimo de 18 € por tonelada de CO2 para las plantas de energía, que es adicional al EU ETS. Así, los operadores de estas instalaciones están obligados a pagar la diferencia entre el precio actual del EU ETS y el precio mínimo establecido a escala nacional a las autoridades fiscales.

El precio del carbono en el EU ETS, que entrará en su tercera fase en 2020, ha estado fluctuando entre los 5 y los 8 € por tonelada durante años, muy por debajo de los niveles necesarios para desencadenar inversiones masivas en tecnologías bajas en carbono.

Cabe recordar que los ETS, también conocidos como sistemas cap and trade, son un mecanismo de mercado para limitar las emisiones de carbono que cada compañía puede producir en un año. En el EU-ETS, hasta ahora el mercado de carbono más grande del mundo, cada país tiene una cantidad fija de asignaciones gratuitas que se distribuyen entre las empresas afectadas. En el caso de tener exceso de permisos por un menor volumen de emisión, las empresas pueden acudir al mercado central y vender sus permisos sobrantes a otras que necesiten más de los que tenían asignados.

Los planes para el mercado de carbono de China fueron anunciados por primera vez por el presidente chino Xi Jinping en septiembre de 2015 durante una cumbre con el expresidente estadounidense Barack Obama. Esta decisión vino tras una serie de anuncios y una creciente ambición climática fue iniciada por el primer ministro Li Keqiang al «declarar la guerra» a la contaminación durante importantes sesiones parlamentarias el año anterior.

Se prevé que la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma china anuncie en las próximas semanas más información sobre el nuevo régimen de comercio de derechos de emisión de China, incluidos los plazos para su despliegue.

 

Fuente: The Climate Group, Bloomberg Quint, Euroactiv.

3 comentarios en “China lanza el mayor mercado de comercio de emisiones del mundo

  1. Pingback: China lanza el mayor mercado de comercio de emisiones del mundo - Low Carbon FutureLow Carbon Future

Deja un comentario