China despliega un Plan Nacional para implementar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

China ha dado a conocer su Plan Nacional para la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que se traduce en un plan de acción para avanzar hacia el logro de los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS).

 

El Plan Nacional afirma que, para 2020, China se esforzará por establecer un sistema nacional de vigilancia del medioambiente en tiempo real y centralizado, mejorar el sistema de divulgación de información ambiental y fortalecer la aplicación de la normativa ambiental (ODS n.º 3).

Disponible en la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores de la república asiática, el Plan Nacional examina la experiencia y los logros en la aplicación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de China, toma nota de las oportunidades y los desafíos que enfrenta en la implementación de la Agenda 2030, proporciona ideas y principios generales de orientación para la aplicación, e recoge una serie de enfoques generales, fundamentalmente dirigidos a «un desarrollo innovador, coordinado, verde, abierto y compartido», apunta el comunicado de prensa divulgado.

Los Planes de Acción de China para cada Objetivo del Desarrollo Sostenible incluyen, entre otros, «sacar de la pobreza de la población rural a más de 50 millones de personas que actualmente están bajo la línea de pobreza» y, a modo de prueba, proporcionar compensaciones equitativas colectivas «a los residentes de las zonas afectadas por la pobreza cuya tierra colectiva ha sido utilizada para el desarrollo de instalaciones de energía hidroeléctrica o recursos minerales».

Además, el Plan Nacional chino menciona el compromiso conocido como «Six 100s» («Seis 100», una iniciativa de cooperación internacional, anunciada por el presidente Xi Jinping durante la Cumbre de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas de septiembre de 2015. Los «Seis» 100 son: 100 programas de alivio de la pobreza; 100 programas de cooperación agrícola; 100 programas de facilitación del comercio; 100 programas de protección ecológica y lucha contra el cambio climático; construcción de 100 hospitales y clínicas; y la construcción de 100 escuelas y centros de formación profesional.

Otros de los objetivos recogidos en la planificación a escala nacional del gigante asiático incluyen un objetivo nacional de producción de granos de más de 600 millones de kilogramos en 2020 (ODS n.º 2), objetivos relacionados con los índices de mortalidad materna e infantil (ODS n.º 3), límites a la tasa de retraso del crecimiento y bajo peso en niños (ODS n.º 2), y «crecimiento cero» de los fertilizantes y pesticidas (ODS n.º 2).

Por otra parte, otra de las metras consiste en salvaguardar el sistema multilateral de comercio y promover las negociaciones de la Ronda de Doha, mientras se opone al proteccionismo comercial (ODS n.º 2, 3 y 17). Asimismo, busca intensificar la prevención y tratamiento de la contaminación por sustancias químicas peligrosas, promover el reciclaje y eliminación segura de todo tipo de residuos y establecer un sistema de derechos de emisión que cubra todas las fuentes de contaminación fijas (ODS n.º 3 y 12).

El Plan Nacional afirma que, para 2020, China se esfuerzará por establecer un sistema nacional de vigilancia del medioambiente en tiempo real y centralizado, mejorar el sistema de divulgación de información ambiental y fortalecer la aplicación de la normativa ambiental (ODS n.º 3).

A estos propósitos se suman el objetivo de educación extensiva (ODS n.º 4) para garantizar la educación gratuita de los niños con discapacidad hasta los 12 años y proporcionar 120 000 oportunidades de formación y 150 000 becas a países en desarrollo para el año 2020.

En materia energética (ODS n.º 7), se establece la meta de mejorar las redes de energía para las pequeñas ciudades y centros rurales y garantizar la cobertura de electrificación rural completa para el año 2020, así como aumentar la proporción de los combustibles no fósiles en el consumo de energía primaria un 20 % en 2030.

Respecto a la calidad del aire urbano, se establece el objetivo de reducir la contaminación en las principales ciudades en un 25 % para el año 2020 (ODS n.º 11). Además, se fomentará el consumo y la producción sostenibles (ODS n.º 12) mediante el fomento de la preservación de «la tradición china fina sobre la frugalidad» y el consumo nacional de agua se limitará a menos de 700 millones de metros cúbicos en 2030.

En cuanto al clima (ODS n.º 13), las Contribuciones Nacionales Determinadas de China (CND) se integrarán en las estrategias nacionales, y las acciones de mitigación del cambio climático tendrán un efecto multiplicador en el cambio hacia un nuevo modelo de crecimiento económico que avance hacia la protección del medioambiente.

China instará a los países desarrollados a formular una hoja de ruta y un calendario para movilizar el compromiso de la comunidad internacional aportar 100 000 millones de dólares al año a partir de 2020 para atender las necesidades relacionadas con el clima de los países en desarrollo de modo que el Fondo Verde para el Clima (FVC) esté totalmente operativo para entonces.

Fuente: IISD, Ministerio de Asuntos Exteriores de China.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.