Calidad Pascual estrena el Decálogo de Sostenibilidad Integral de la Industria Agroalimentaria

Calidad Pascual se ha convertido en la primera empresa en adherirse al Decálogo de Sostenibilidad Integral de la Industria Agroalimentaria, promovido por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medioambiente (Mapama) y basado en 10 principios directamente relacionados con los indicadores de sostenibilidad propuestos por la herramienta de autoevaluación eSIAB.

Imágenes: Calidad Pascual y Mapama.

Este hito supone la confirmación del compromiso de Calidad Pascual por mejorar la sostenibilidad de su actividad empresarial de forma continua desde una perspectiva económica, ambiental y social, «a partir del nivel avanzado identificado en el proceso de autoevaluación mediante la herramienta eSIAB», explican sus responsables.Este hito supone la confirmación del compromiso del grupo alimentario español por mejorar la sostenibilidad de su actividad empresarial de forma continua desde una perspectiva económica, ambiental y social, «a partir del nivel avanzado identificado en el proceso de autoevaluación mediante la herramienta eSIAB», explican sus responsables.

El Decálogo de Sostenibilidad Integral de la Industria Agroalimentaria está llamado a ser una referencia dentro del sector agroalimentario y la adhesión de Calidad Pascual representa «un paso más de nuestra firme intención de tratar de devolver a la sociedad parte de lo que ella nos aporta», destaca Francisco Hevia, director de Responsabilidad Corporativa y Comunicación de la compañía.

Según el directivo, para su entidad, «la responsabilidad corporativa va más allá de cumplir con la ley, lo consideramos un deber. Trabajamos con la premisa de tratar de ser sostenibles en toda nuestra cadena de valor, por ejemplo, con programas de eficiencia productiva para nuestros ganaderos; nos preocupamos por que nuestros envases sean respetuosos con el medioambiente, por que nuestra flota sea sostenible o por reducir el consumo de energía en nuestras fábricas».

La publicación de este listado es un importante avance en la estrategia de fomento de sostenibilidad integral de la industria agroalimentaria desarrollada por el Mapama, pues supone el reconocimiento público y la visibilidad para las empresas que apuestan, y se comprometen, con la mejora de sus indicadores sociales, económicos y medioambientales.

Adhesión al Decálogo de Sostenibilidad Integral de la Industria Alimentaria

Para adherirse al decálogo, las empresas interesadas deben evaluar su sostenibilidad empleando para ello la herramienta eSIAB, para lo que deben responder un cuestionario tipo y aplicar las mejoras propuestas por el sistema de recomendaciones diseñado.

Los 10 principios en los que se fundamenta el decálogo son: 

1.º Cadena de suministro: Compromiso de ampliar los criterios de sostenibilidad propios a la cadena de suministro, mediante la consideración de principios tales como las buenas prácticas comerciales, los derechos laborales, la distribución eficiente, etc.

2.º Economía local, agentes de interés y consumidores: Compromiso de contribución a la economía local y a la comunicación proactiva con los agentes de interés y consumidores.

3.º Trabajadores: Compromiso de mejora en la consideración de los trabajadores, en particular, a través de acciones relativas a su participación activa, formación, condiciones laborales, etc.

4.º Gestión en materia de huellas ambientales: Compromiso de tener conocimiento del impacto ambiental de las actividades y productos en términos de emisiones de gases de efecto invernadero y de agua, con el fin de establecer reducciones en el marco de su gestión.

5.º Gestión de la energía: Compromiso de establecer medidas de eficiencia energética en los procesos productivos, las energías renovables y el uso de fuentes de energía alternativas.

6.º Conducta ética: Compromiso de establecer prácticas en pro de la mejor conducta ética empresarial, entre ellas, códigos de buenas prácticas.

7.º Agricultura y ganadería sostenible. Biodiversidad: Compromiso de mejora en el abastecimiento de las materias primas alimentarias que favorezcan la conservación de los recursos naturales y el medioambiente y el mantenimiento de la biodiversidad, especialmente en el ámbito nacional.

8.º Ecodiseño: Compromiso de introducir el criterio medioambiental en el diseño de los productos y su embalaje, con el fin de minimizar su impacto en la naturaleza.

9.º Residuos: Compromiso por la reducción de la cantidad generada de residuos, incluyendo el desperdicio alimentario, y de aplicación de medidas de valorización de los mismos.

10.º Investigación, innovación y desarrollo: Compromiso de introducción de nuevas tecnologías y productos innovadores de forma compatible con una economía más sostenible.

 

Fuente: Calidad Pascual, Mapama.

Deja un comentario