Beneficios de la restauración ecológica y criterios para el desarrollo de estrategias ambientales que recuperen el capital natural y los servicios ecosistémicos

A finales de la semana pasada se celebró en Madrid el II Foro Internacional de Restauración Ecológica Creando Redes, un encuentro de dos días que sirvió para poner en común los beneficios de aplicar la restauración ecológica en los distintos sectores industriales, facilitar el contacto directo con científicos y expertos en restauración ecológica, crear sinergias que deriven en el desarrollo de proyectos de restauración ecológica y proveer de nuevos criterios a las administraciones y las empresas para el desarrollo de estrategias y políticas ambientales que tengan como base la recuperación del capital natural y los servicios ecosistémicos.

Imagen: Creando Redes. 

En la sesión «RE adaptándonos al cambio climático», pusieron sobre la mesa varias iniciativas que tienen que ver con el estudio de los efectos del cambio climático sobre los ecosistemas, así como estrategias que incluyen estos efectos a la hora de plantear la restauración y la conservación de la biodiversidad, tanto a escala nacional como internacional.

La jornada reunió a empresas, administraciones y otros agentes vinculados a la restauración ecológica, que debatieron sobre cómo incorporar criterios de funcionalidad ecológica a las actuaciones de restauración asociadas a actividades empresariales e incorporar las conclusiones a una Guía práctica de eco-restauración, que busca convertirse en un documento de referencia y una herramienta útil para todas las partes implicadas cuya elaboración concluirá a finales de 2016.

La cita fue inaugurada por la directora de la Fundación Biodiversidad, Sonia Castañeda, quien destacó «la importancia de implementar criterios de sostenibilidad que garanticen un uso eficiente y sostenible de los recursos naturales». Dichos valores son impulsados por la Iniciativa Española Empresa y Biodiversidad (IEEB), que apoya ejemplos de restauración ecológica gracias a proyectos presentados por diferentes entidades a las convocatorias de ayudas que gestiona la entidad dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama). Además, desde la Fundación también se impulsan iniciativas de colaboración ciudadana como las actuaciones de custodia del territorio o los programas de voluntariado, según avanzó Castañeda.

La sesión de la mañana del primer día dio comienzo con la presentación por parte de Sandra Magro, directora general de Creando Redes, sobre el nacimiento de su organización y del primer Foro sobre Restauración Ecológica. A continuación, se dio paso al espacio Green economy: let´s start up, en el que se expusieron casos de éxito basados en el aprendizaje del cliente y quedó claro un mensaje: la economía verde no es romanticismo, sino rentabilidad. Se trata de una apuesta asequible, generadora de crecimiento eficiente e integradora.

Además, los expertos insistieron en la necesidad de entender que la participación y la conexión de partes interesadas es vital para que los proyectos de restauración de productos lleguen a buen puerto. En este sentido, se subrayó que gracias a la asociación de la gente se podrá dar solución a los problemas y que las metodologías participativas involucran al cliente en el crecimiento de la propia start up.

Por su parte, Lydia González, punto nacional de contacto en Clima, Medioambiente y Materias Primas del Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI), ahondó en las posibilidades que ofrece el programa comunitario Horizonte 2020, programa marco para la investigación, la innovación y la ciencia de la Comisión Europea. Adicionalmente, José Andrés Domínguez, sociólogo y profesor de la Universidad de Huelva, expuso el enfoque social de la RE a través del ejemplo de Eis-Methods, y otros casos compartidos sobre empresas de la economía verde fueron los de Envirodron, Nostoc Biotech y Pepitas de Oro.

El capítulo especializado en restauración ecológica (RE) y obra civil estuvo dinamizado por Carmen Rosell, bióloga de Minuartia (de la Universidad Barcelona), y Antonio García, de la Corporación Andina de Fomento (CAF). Rosell destacó que en proyectos de restauración ecológica es fundamental considerar opciones de recuperación de fauna, así como beneficios y conflictos potenciales.

Además, también se abordaron los principales objetivos de la RE: recuperar servicios de los ecosistemas y capital natural —para lo que es fundamental la cooperación entre administraciones y empresas—, así como la desfragmentación del territorio y la gestión de márgenes de infraestructuras y espacios urbanos con sentido ecológico.

También se habló de llevar la transmisión del conocimiento a la práctica, de cómo se realiza la valoración económica de todo el ciclo vital de un proyecto y se reflexionó sobre el hecho de que muchas normativas y leyes son a veces las barreras para sacar adelante proyectos ecológica, social y económicamente aceptados.

Otras temáticas tratadas fueron cómo solucionar los principales inconvenientes de la restauración actual llevada a cabo en obra civil, cómo hacer frente a las barreras que impiden la implementación de nuevos enfoques, cómo disminuir riesgos asociados al cambio de enfoque y qué expectativas deben cumplir los nuevos enfoques de restauración en obra civil.

Conocer experiencias en RE llegadas de otras partes del mundo tuvo un protagonismo especial en el primer día del foro. En este sentido, Mauricio Aguilar, investigador en el Instituto Humboldt, compartió con el aforo la situación de la RE en Colombia.

Bancos de conservación y proyectos internacionales de RE

Los participantes en el grupo de trabajo sobre bancos de conservación de la naturaleza tuvieron la oportunidad de conocer de primera mano experiencias internacionales en este ámbito y debatieron acerca de las soluciones que permiten minimizar los riesgos y maximizar las oportunidades de esta herramienta de compensación.

Por su lado, el espacio «La visión del camaleón» sirvió para analizar proyectos de restauración desarrollados en otros países y los retos que existen a la hora de restaurar distintos tipos de ecosistemas. Los ponentes de este espacio fueron James Aronson, experto del CNRS Montpelier & RNC AlianceCarolina Murcia, del departamento de Biología de la Universidad de Florida (Colombia), quien explicó cómo se implementó la RE en su país de origen, Alfonso Aguirre, director general de Conservación de Islas (México) y Nikolay Aguirre, director del Programa Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos de la Universidad Nacional de Loja (Ecuador). Este último subrayó un dato interesante: más de la mitad del territorio de Ecuador todavía está cubierta por vegetación natural.

«Reforestar», «restaurar» y «rehabilitar» son términos que definen diferentes cosas, por lo que no deben usarse como sinónimos, se destacó durante el primer día del foro, así como que las compensaciones por impactos ambientales tienen que enfocarse a escala territorial para incrementar la efectividad de los proyectos.

Priorización en RE y la RE y la minería

El arranque del segundo día corrió a cargo de José M.ª Rey, presidente de la Fundación Fire y catedrático de Ecología de la Universidad de Alcalá de Henares (UAH), cuya ponencia sobre las oportunidades globales para la restauración forestal suscitó un gran interés entre los asistentes. A Rey le acompañaron en la sesión sobre «Priorización en restauración ecológica» Elena Abraham, del Instituto Argentino de Investigaciones de Zonas Áridas (IADIZA), y Jordi Cortina, investigador de la Universidad de Alicante.

Imagen: Creando Redes.

El arranque del segundo día corrió a cargo de José M.ª Rey, presidente de la Fundación Fire y catedrático de Ecología de la Universidad de Alcalá de Henares (UAH), cuya ponencia sobre las oportunidades globales para la restauración forestal suscitó un gran interés entre los asistentes.

Estos expertos trataron, entre otros asuntos, las metas de Aichi en la restauración de ecosistemas en Europa, qué vías existen para abordar exitosamente los proyectos de RE, ejemplos de esta disciplina desarrollados en España y Latinoamérica, la RE para luchar contra la pobreza y el prioritario cumplimento de las leyes relacionadas con el dominio público hidráulico, la restauración de los sistemas riparios y, ante la existencia de diferentes perspectivas, la necesidad de impulsar una RE participativa.

A continuación, fue el turno de la «RE y la minería». En el transcurso de esta sesión, los ponentes fueron  Jose Francisco Martín, del departamento de Geodinámica de la Universidad Complutense de MadridMonsterrat Jorbá, profesora asociada de la Unidad de Fisiología Vegetal de la Universidad de Barcelona, Lázaro Sánchez, facultativo de Caobar, y Javier de la Villa, Jefe de Minas de la Junta de Castilla-La Mancha. Por su lado, Martín explicó los inconvenientes a los que se enfrenta la restauración minera tradicional y ahondó en el método GeoFluv y sus principios para recrear terrenos estables. Sánchez abogó por la reinvención del sector de la RE minera, Jorbá incitó a la reflexión acerca de si se está haciendo adecuadamente la restauración en canteras y De la Villa abordó los avales en la minería, cómo recuperarlos y qué hacer con ellos.

Re-connect y RestaurAgua

La sesión «Re-connect» sirvió para mostrar una visión amplia de lo que es la participación social (social engagement) y su importancia para los científicos, empresas, ONG y administraciones públicas a la hora de desarrollar proyectos de restauración e implementar estrategias ambientales con éxito. Así, la Fundación Global Nature expuso el ejemplo vivido de proceso participativo en la restauración llevada a cabo en lagunas esteparias, y los técnicos de Common Land hablaron de como empezar por detectar y dar solución a las necesidades es la manera de reconectar los procesos participativos.

Durante el tiempo reservado a este tema, los asistentes colaboraron en la elaboración de una check list sobre los factores más importantes de los procesos participativos.

En cuanto a «RestaurAgua», los asistentes conocieron casos de éxito e iniciativas de restauración ecológica en ecosistemas ligados al agua de la mano de los proyectos LIFE CREAMAgua y ArCos y la iniciativa Plantando Agua, de Ecodes y Coca-Cola, que persigue la recuperación hidroforestal en las cuencas mineras de Teruel, que fueron devastadas por un incendio en 2009 en el que se perdieron 7300 hectáreas de vegetación.

En «RE adaptándonos al cambio climático», técnicos del Laboratorio Internacional de Cambio Global (LINCG), la Oficina Técnica de Europarc España, la Universidad del Rey Juan Carlos (URJC), y la Interfaz Ciencia-Política del Convenio de las Naciones Unidas para Combatir la Desertificación (UNCCD) pusieron sobre la mesa varias iniciativas que tienen que ver con el estudio de los efectos del cambio climático sobre los ecosistemas, así como estrategias que incluyen estos efectos a la hora de plantear la restauración y la conservación de la biodiversidad, tanto a escala nacional como internacional.

 

Fuente: Creando Redes.

Deja un comentario