Baños de bosque: Los beneficios para la salud de los ecosistemas forestales y los árboles

La publicación Observatorio Salud y Medio Ambiente, una iniciativa de DKV Seguros y la Fundación Ecología y Desarrollo (Ecodes), acaba de lanzar una edición especial que recoge una apuesta muy interesante. La novedad lleva por título Baños de bosque, una propuesta de salud, y está basada en una serie de investigaciones y entrevistas a profesionales nacionales e internacionales de distintas disciplinas, todos ellos con mucho que contar sobre la relación entre medioambiente y salud.

 

Los espacios verdes no solo promueven la salud, sino que también pueden jugar un papel muy importante en la prevención de muchas enfermedades.

La obra es fruto de la colaboración con el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y su realización ha corrido a cargo de Álex Fernández Muerza, periodista de ciencia y medioambiente.

El título elegido está inspirado en una tradición terapéutica japonesa que data de 1982: «los baños de bosque» (Shinrinyoku, por su término nipón), que consiste en algo tan sencillo como invitar al paseo relajado por un ecosistema forestal para favorecer la conexión con el entorno mediante el empleo de todos los sentidos. Esta práctica cuenta cada vez con más adeptos no solo en la nación asiática, sino también en Australia, Estados Unidos, Alemania, Reino Unido y España, donde existe una comunidad creciente de promotores y practicantes.

La base de esta práctica se fundamenta en los resultados positivos de diversas investigaciones que han demostrado que la exposición «de nuestro cuerpo a la naturaleza disminuye el estrés, la ansiedad, el insomnio, la obesidad o la diabetes mejoran el sistema inmunitario y reducen el estado de ánimo depresivo, entre otros efectos positivos», destaca la introducción del documento.

Además, incide en que los espacios verdes no solo promueven la salud, sino que también pueden jugar un papel muy importante en la prevención de muchas enfermedades. El texto también hace especial hincapié en el papel que los bosques juegan para la economía y el medioambiente. En este sentido, resultan esenciales en la lucha contra el cambio climático: por ejemplo, las masas boscosas de la Unión Europea absorben más de 400 millones de toneladas de CO2 al año, el equivalente a un 10 % de las emisiones totales de GEI de la UE-28, lo que resulta crítico para frenar el calentamiento global.

En términos económicos, a escala mundial, alrededor de 1600 millones de personas dependen de los bosques para sobrevivir, pues estos les proporcionan alimentos, medicinas, combustible y abrigo. Los bosques albergan un contenido energético que equivale a unas 10 veces el consumo mundial anual de energía primaria. Tienen, por lo tanto, un importante potencial como recursos renovables para satisfacer la demanda energética mundial.

Los ecosistemas forestales y sus árboles respaldan la agricultura sostenible. Estabilizan los suelos y el clima, regulan los flujos de agua, ofrecen sombra y refugio y proporcionan un hábitat a los polinizadores y los depredadores naturales de plagas agrícolas. Otros beneficios esenciales de los bosques son su capacidad para conservar la biodiversidad y la salud de los suelos, así como el suministro de servicios vitales como el agua limpia.

En entornos urbanos, la presencia de árboles aporta beneficios directos (sombra que mantiene la zona urbana más fría) e indirectos (transpiración de las aguas pluviales que convierte el aire caliente en aire más fresco) para enfriar edificios y reducir el sufrimiento humano durante las olas de calor. Y también realizan servicios de los que la mayoría de las personas no son conscientes, incluyendo la eliminación de partículas en suspensión en el aire peligrosas para la respiración humana mediante su captura en hojas; el ahorro de energía en forma de enfriamiento y aislamiento tanto de la luz solar en verano como de los vientos en invierno; y el secuestro del carbono cuando los árboles absorben y almacenan dióxido de carbono para mitigar el cambio climático.

El documento recuerda la importancia de una gestión adecuada en las ciudades que favorezca la presencia de espacios verdes, críticas en las estrategias urbanas dirigidas a hacer frente al calentamiento global y también como «prácticas de salud pública en las ciudades más cosmopolitas».

Otros datos destacados por este completo, bien documentado y bellamente ilustrado informe son que los bosques y espacios verdes:

  • Mejoran la salud y calidad de vida percibida.
  • Disminuyen la morbilidad y la mortalidad.
  • Inciden en un menor sobrepeso y obesidad.
  • Ayudan a mantener la salud cardiovascular.

Pincha en la imagen para redirigirte a la página en la que está disponible la publicación para que puedas leerla con calma para su pleno disfrute. Algo muy muy recomendable.

 

Los bosques y espacios verdes mejoran la salud y calidad de vida percibida,

Fuente: DKV Seguros, Ecodes.

Un comentario en “Baños de bosque: Los beneficios para la salud de los ecosistemas forestales y los árboles

Deja un comentario