Ayudas a la investigación aplicada en el sector apícola y sus productos

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) acaba de anunciar la publicación en el Boletín Oficial del Estado de la Orden AAA/2571/2015, por la que se establecen las bases reguladoras de la concesión de las subvenciones para la realización de proyectos de investigación aplicada en el sector apícola y sus productos, dentro del programa nacional de medidas de ayuda a la apicultura.

 

Imagen: Andrej Vovko (Free Images).

Podrán optar a estas ayudas aquellos que posean una dimensión, «entendida como la capacidad de producción del beneficiario», que supere las 100 000 colmenas, y los gastos subvencionables se limitarán al 85 % del coste subvencionable del proyecto.

Según detalla la información difundida desde el Magrama, «la finalidad de las ayudas es mejorar las condiciones generales de producción y comercialización de los productos apícolas, a través de la financiación de proyectos de investigación. Dichos proyectos deberán centrarse en el síndrome de despoblamiento de colmenas en España; investigación sobre varroasis [una enfermedad que afecta a las abejas, causada por el ácaro Varroa jacobsoni Oudemans, que prácticamente arruina a la apicultura comercial cuando no está debidamente controlado] y otras enfermedades de las abejas en función de la evolución de las patologías apícolas en España, y nuevos desarrollos para limitar los efectos de la invasión por la avispa asiática y otras especies predadoras, autóctonas o invasoras, de las abejas».

Los proyectos se gestionarán a través de cooperativas ganaderas y otras entidades asociativas para lograr un mayor alcance. De ese modo, además de favorecer la sinergia entre la investigación y el mundo empresarial como instrumento para la transferencia tecnológica y la innovación, se persigue como objetivo secundario la dimensión del sector primario ganadero en la cadena de valor agroalimentaria.

Podrán optar a estas ayudas aquellos que posean una dimensión, «entendida como la capacidad de producción del beneficiario», que supere las 100 000 colmenas, y los gastos subvencionables se limitarán al 85 % del coste subvencionable del proyecto. Asimismo, «la intensidad máxima de la ayuda no superará la cantidad de 100 000 euros por proyecto subvencionable y convocatoria, con la única excepción de que se aprobara un único proyecto, en cuyo caso la cuantía de la ayuda podrá ascender a la totalidad del presupuesto disponible para cada convocatoria», matiza la Orden.

La duración de los proyectos será anual y el periodo para la realización de las actividades discurrirá entre el 1 de agosto y el 31 de julio del año siguiente.

Se prevé que la primera convocatoria correspondiente a este régimen de ayudas se publique a comienzos del año 2016.

Fuente: Magrama, BOE.

 

Deja un comentario