Atlas de los impactos ambientales de las cadenas de suministro

Atlas on environmental impacts supply chains (Atlas de los impactos ambientales de las cadenas de suministro) es un estudio que cuantifica por primera vez el impacto ambiental de ocho industrias alemanas (electrónica, maquinaria industrial, sector minorista de la alimentación, producción y procesado metalúrgico, industria papelera, química y distribución minorista de moda) a lo largo de su cadena de suministro global, desde la extracción de recursos hasta las propias instalaciones de las compañías en Alemania.

 

El documento ayuda a las empresas a identificar puntos críticos dentro de sus complejas cadenas de suministro para minimizar los impactos negativos en el medioambiente, que incluye, entre otros, el capital natural, la biodiversidad y el clima global.Elaborado por los especialistas de Systain y adelphi, ha sido cofinanciado por el Ministerio Federal de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza, Construcción y Energía Nuclear de Alemania (BMUB, por sus siglas en inglés) y ayuda a las empresas a identificar puntos críticos dentro de sus complejas cadenas de suministro para minimizar los impactos negativos en el medioambiente, que incluye, entre otros, el capital natural, la biodiversidad y el clima global.

Los impactos se determinaron mediante el método de análisis Environmentally-extended input-output (EEIO), un método simple y robusto para evaluar los vínculos entre las actividades de consumo económico y los impactos ambientales, incluida la cosecha y la degradación de los recursos naturales. Permite conocer los impactos y dependencias de las industrias identificando en qué etapa de la cadena de suministro, en qué sectores de las fases iniciales de la cadena de valor y en qué países se causan los daños ambientales y cuantificando estos impactos.

Así, este atlas revela la huella ambiental de las cadenas de suministro y cuantifica las presiones regionales o nacionales que ejercen sobre los ecosistemas.

Algunos hallazgos clave interesantes:

– 140 megatoneladas de gases de efecto invernadero se emiten a lo largo de la cadena de producción del sector automotriz. Esto es equivalente a las emisiones per cápita de 12 millones de ciudadanos alemanes. Un 90 % de estas emisiones se generan en la cadena de suministro, especialmente en la industria metalúrgica y a través del consumo de electricidad. Además de Alemania, las cadenas de suministro en China y Rusia también son puntos calientes. Solo un 10 % de las emisiones totales se generan desde las instalaciones propias de los fabricantes de automóviles. El resultado obtenido en el caso de la industria de la maquinaria es bastante similar.

– La industria química alemana consume 2500 millones de metros cúbicos de agua a lo largo de la cadena de producción, lo que equivale al consumo de agua per cápita de más de 55 millones de ciudadanos alemanes. Un tercio del consumo total de agua tiene lugar en áreas con alto nivel de estrés hídrico, especialmente en Asia.

– La facturación de 1 EUR en el sector minorista de alimentos de Alemania implica un consumo de agua de casi 47 litros a lo largo de la cadena de valor. Además, un 40 % del agua a lo largo de la cadena de suministro se consume en regiones con alto estrés hídrico. El sector minorista de alimentos es responsable de los mayores impactos producidos por las ocho industrias analizadas en el estudio. Cabe también señalar que se utilizan 1,2 metros cuadrados de tierra por cada euro facturado en el sector minorista de alimentos.

– Los textiles que se consumen en Alemania requieren 10 000 kilómetros cuadrados de tierra, equivalentes a un 3 % del área de Alemania, predominantemente para la producción de algodón.

– Los impactos ambientales de las 8 industrias son significativamente más altos en sus respectivas cadenas de suministro que en sus propios lugares de origen. Esto constituye un riesgo comercial significativo en las cadenas de valor mundiales, por ejemplo, debido a cierres temporales de proveedores como consecuencia de la escasez de agua o las regulaciones gubernamentales.

El enfoque llevado a cabo en la elaboración del atlas también permite a las empresas determinar los impactos regionales o nacionales sobre la biodiversidad, el capital natural y los servicios de los ecosistemas en sus cadenas de suministro mundiales, ya que cubre muchas de las presiones más importantes que se producen sobre ellos.

Descárgate el documento desde nuestra Biblioteca pinchando sobre la imagen.

 

Atlas de los impactos ambientales de las cadenas de suministro

 

Fuente: Systain Consulting, adelphi.

Deja un comentario