Arranca la consulta pública del Suplemento del Protocolo del Capital Natural para el sector financiero

La sede neoyorquina de la Fundación Rockefeller fue el enclave elegido ayer por los miembros de la Natural Capital Coalition (Coalición del Capital Natural), la Natural Capital Finance Alliance (NCFAAlianza Financiera del Capital Natural—) y la Dutch Association of Investors for Sustainable Development (VBDO —Asociación de Inversores para un Desarrollo Sostenible de los Países Bajos—) para lanzar la consulta pública del borrador del Suplemento del Protocolo del Capital Natural para el sector financiero.

 

Las instituciones financieras son cada vez más conscientes de la importancia de gestionar eficazmente los riesgos y oportunidades asociados con el capital natural. Por ejemplo, es posible que las compañías registren aumentos de costes, estén sujetas a mayores regulaciones o que sus modelos de negocio se vean socavados como consecuencia de sus impactos o dependencias del capital natural. El suplemento proporcionará a las instituciones financieras (IF), propietarios de activos, gestores de activos, bancos y compañías de seguros orientación sobre cómo incorporar los impactos del capital natural y las dependencias en sus préstamos, inversiones, prácticas y procesos de seguros.

La elaboración del borrador ha sido desarrollada como un proceso abierto y colaborativo con el sector financiero y se centra en tres subsectores estratégicos:

Banca: Provisión de deuda a través de la financiación de proyectos, préstamos corporativos y actividades de suscripción.

Inversión: Provisión de capital por los propietarios de activos y los gestores de fondos, lo que también puede implicar tenencia activa e inversión de impacto.

Seguros: Incluye seguros institucionales y reaseguros.

Tras el lanzamiento del proyecto en octubre de 2016, se inició un primer proceso de participación que contó con casi 250 personas y organizaciones que han ayudado a identificar la estructura, el alcance y el contenido del proyecto del suplemento.

La consulta pública se llevará a cabo a lo largo de cuatro meses y finalizará el próximo 25 de agosto de 2017. Esta comprenderá la organización de webinarios, talleres en distintos puntos del planeta, un programa de pilotaje, una consulta pública abierta en la plataforma online Collaborase.

Los comentarios que se obtengan de la consulta serán utilizados para informar la estructura y el contenido de la edición definitiva del Suplemento del Protocolo del Capital Natural para el sector financiero.

La participación en la consulta es una oportunidad para que los integrantes del sector financiero informen a sus partes interesadas sobre el desarrollo del suplemento. Además, perfeccionará la pertinencia del suplemento para los tres subsectores clave (banca, inversión y seguros) y permitirá a las entidades participantes formar parte de una comunidad de profesionales del capital natural y posicionarse como una institución financiera líder en materia de integración de los riesgos y oportunidades de capital natural en su negocio.

Anímate a participar en la consulta, tu experiencia y conocimiento contribuirán a la definición de un documento más riguroso, completo y útil. Solo tienes que regístrate en este enlace.

Incorporar el capital natural en las decisiones reduce riesgos y ofrece oportunidades al sector financiero

Las instituciones financieras, al igual que otras organizaciones, tienen impactos sobre el capital natural, tanto directos como indirectos. Dichos «impactos» son las afecciones negativas y positivas derivadas de sus actividades sobre el capital natural, mientras que las «dependencias» se refieren a los bienes y servicios suministrados por el capital natural sobre los que se sustentan las distintas operaciones.

La formulación realizada por el Protocolo del Capital Natural sobre los impactos y dependencias del capital natural tiene implicaciones importantes para las IF:

– Alienta a las IF a concentrarse en sus actividades empresariales más amplias (préstamos, inversiones, seguros), en lugar de concentrarse exclusivamente en sus operaciones propias.

– Anima a las IF a centrarse en la importancia potencial del capital natural para sus actividades empresariales, en lugar de ver el capital natural únicamente desde la óptica de la medición y la presentación de informes.

– Alienta a las IF a que adopten un enfoque más holístico y sistémico en su toma de decisiones.

Por qué deberían tener en consideración el capital natural las instituciones financieras

Las instituciones financieras son cada vez más conscientes de la importancia de
gestionar eficazmente los riesgos y oportunidades asociados con el capital natural. Por ejemplo, es posible que las compañías registren aumentos de costes, estén sujetas a mayores regulaciones o que sus modelos de negocio se vean socavados como consecuencia de sus impactos o dependencias del capital natural.

De igual modo, las empresas también pueden beneficiarse de nuevas oportunidades de negocio a través de, por ejemplo, la creación de nuevos productos y servicios que abordan el reto de proteger y conservar el capital natural a la luz del valor y los beneficios inherentes proporcionados por el flujo de servicios del capital natural.

Estos riesgos y oportunidades de negocio, a su vez, crean riesgos y oportunidades para el sector financiero. Lo más evidente es que pueden afectar a los flujos de efectivo, los riesgos, las oportunidades de trabajo a nivel individual o de proyecto, con consecuencias para las primas, las valoraciones de proyectos, los precios de las acciones o el coste del capital.

Los recursos naturales relacionados con los riesgos y oportunidades del capital natural no se limitan a empresas o proyectos individuales. En este sentido, las instituciones financieras podrían encontrarse con que tienen una exposición significativa a los riesgos relacionados con la biodiversidad debido a su exposición agregada a localizaciones, sectores o mercados específicos.

Objetivos del Suplemento del Protocolo del Capital Natural para el sector financiero

En los últimos años, muchas instituciones financieras han desarrollado herramientas y evaluado los riesgos y oportunidades ambientales, sociales y de gobernanza (ASG) de sus carteras de inversión, préstamos y seguros. En el marco de este trabajo, muchos —bien de forma individual o conjuntamente con otros a través de iniciativas como la Natural Capital Finance Alliance (NCFA) y los Principios de Ecuador— se han centrado en riesgos específicos y oportunidades asociadas con el capital natural. Estos esfuerzos han contribuido a un mayor conocimiento y comprensión del capital natural por parte del sector financiero.

Sin embargo, estas experiencias también han permitido detectar la necesidad de consolidar el trabajo completado hasta la fecha y fomentar la integración sistémica del capital natural en los procesos de toma de decisiones sobre seguros, inversiones y préstamos de las instituciones financieras.

En este punto es precisamente donde entra en juego el Suplemento del Protocolo del Capital Natural para el sector financiero. No se trata solo del análisis de proyectos o decisiones empresariales específicos. Las instituciones financieras buscan dar un paso más en la evaluación y gestión de forma que puedan minimizar los riesgos e identificar las oportunidades asociadas con su exposición agregada (o global) al capital natural. Por ejemplo, dependiendo de la institución de que se trate, puede ser necesario gestionar las consecuencias negativas de la escasez de recursos, la incidencia de fenómenos climáticos extremos, la deforestación o la repoblación forestal.

Con la elaboración del suplemento, se persigue aportar a las entidades financieras un marco único, con una introducción clara a las cuestiones relacionadas con el capital natural y procesos para identificar, medir y valorar sus impactos y dependencias de él.

La participación en la consulta es una oportunidad para que los integrantes del sector financiero informen a sus partes interesadas sobre el desarrollo del suplemento. Además, perfeccionará la pertinencia del suplemento para los tres subsectores clave (banca, inversión y seguros) y permitirá a las entidades participantes formar parte de una comunidad de profesionales del capital natural y posicionarse como una institución financiera líder en materia de integración de los riesgos y oportunidades de capital natural en su negocio.

Una vez concluido, el documento servirá de puente entre el Protocolo de Capital Natural (marco para que las empresas integren el capital natural en sus decisiones) y las herramientas y metodologías producidas por instituciones tales como la NCFA y la VBDO.

Los objetivos de la consulta son:

  • Entender por qué podría ayudar a las instituciones financieras la incorporación de las consideraciones del capital natural (tanto los riesgos a la baja como las oportunidades al alza) en sus marcos de gestión, productos y servicios.
  • Reunir información desde una perspectiva técnica y práctica sobre cómo debe ser estructurado y presentado el suplemento.

Fuente: Natural Capital Coalition.

 

Deja un comentario