Aprobado el RD que transpone la Directiva de la UE sobre información no financiera y de diversidad

El pasado Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto-Ley 18/2017, de 24 de noviembre, que representa la trasposición de la Directiva comunitaria sobre información no financiera y sobre diversidad. En concreto, este RD modifica el Código de Comercio y el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital y la Ley de Auditoría de Cuentas.

 

 

El objetivo que se busca con la nueva normativa es aumentar la información no financiera del informe de gestión que acompaña a las cuentas anuales individuales y consolidadas en grandes empresas en lo relativo a cuestiones sociales, medioambientales, de recursos humanos, respeto a los derechos humanos y lucha contra la corrupción.La norma afecta a todas las sociedades que, «de conformidad con la legislación de auditoría de cuentas, tengan la consideración de entidades de interés público y que, además, formulen cuentas consolidadas». Estas deberán incluir en el informe de gestión consolidado el estado de información no financiera consolidado previsto en este apartado, siempre que concurran los siguientes requisitos:

a) Que el número medio de trabajadores empleados por las sociedades del grupo durante el ejercicio sea superior a 500.

b) Que durante dos ejercicios consecutivos reúnan, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, al menos dos de las circunstancias siguientes.

  1. Que el total de las partidas del activo consolidado sea superior a 20 000 000 EUR.
  2. Que el importe neto de la cifra anual de negocios consolidada supere los 40 000 000 EUR.
  3. Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio sea superior a 250.

La información que deberán incluir «hará referencia a las medidas adoptadas para promover la igualdad de género, condiciones de trabajo, el diálogo social, el respeto de los derechos sindicales, la seguridad en el lugar de trabajo y las medidas de diálogo y protección con las comunidades locales. En lo que atañe a cuestiones medioambientales, las empresas tendrán que aportar información detallada sobre los efectos actuales y previsibles de sus actividades en el medioambiente, salud y seguridad, uso de la energía, emisiones de gases de efecto invernadero, consumo del agua y contaminación atmosférica», detalla el RD.

Fuente: BOE, La Moncloa.

Deja un comentario