Alianza de nueve países comunitarios en defensa de las Directivas Hábitats y Aves

Una alianza constituida por nueve países de la Unión Europea entre los que se encuentra España han hecho llegar a Karmenu Vella, comisario europeo de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, una carta en la que le piden que la Comisión Europea no desmantele las Directivas de Hábitats y Aves, actualmente en proceso de revisión.

 

Alemania, Croacia, España, Eslovenia, Francia, Italia, Luxemburgo, Polonia y Rumanía son los nueve países defensores de las Directivas Hábitats y Aves.

En concreto, Alemania, Croacia, España, Eslovenia, Francia, Italia, Luxemburgo, Polonia y Rumanía integran el grupo de países que ha transmitido de manera conjunta a los responsables de la CE que no es oportuno aprobar ninguna enmienda ni unificar las conocidas como Directivas de Conservación de la Naturaleza, ya que esto supondría crear «incertidumbre legal» y evitaría centrar los recursos disponibles en su mejor implementación.

«Ambas directivas han demostrado su valor y se han convertido en un componente esencial de la conservación de la biodiversidad. No será posible alcanzar el objetivo de la Estrategia de Biodiversidad de la UE para 2020 sin ellas», advierten los ministros de Medio Ambiente de las nueve naciones firmantes en la misiva sin precedentes remitida al máximo responsable comunitario en esta materia.

Las Directivas Hábitat y Aves se encuentran en un proceso de revisión llamado Fitness Check, que analiza si es oportuno mantener las legislaciones comunitarias, actualizarlas, reformularlas, enmendarlas o bien retirarlas por no cumplir el objetivo para el que fueron aprobadas.

Este proceso es apoyado por Jean-Claude Juncker, presidente de la CE, que se ha mostrado partidario de fusionar ambas directivas y reestructurarlas de forma que sean más favorables para las empresas. Sin embargo, los ministros que han estampado su rúbrica en la carta no consideran esto «conveniente» y, en el caso de Francia, incide en que «el foco debería ponerse en reforzar y mejorar la implementación de las directivas».

El dúo de directivas forman la piedra angular sobre la que pivota la política de conservación de la naturaleza europea. La Directiva Hábitats tiene como objetivo proteger unos 220 hábitats y aproximadamente 1000 especies, lo que condujo a la creación de una red de zonas especiales de conservación, que junto con las zonas de especial protección existentes forman la Red Natura 2000 de la Unión Europea. Por su parte, la Directiva Aves tiene busca proteger a todas las aves silvestres europeas.

Cabe recordar que la reciente revisión intermedia llevada a cabo por los expertos comunitarios ha destacado la importante labor de las dos leyes actualmente en revisión y el 20 de noviembre tendrá lugar una reunión en Bruselas para discutir los resultados derivados del Fitness Check.

 

Fuente: SEO/BirdLIFE, CE, The Guardian.

Deja un comentario