Acuerdo de la Haya sobre el Capital Natural: Hacer negocios preocupados por el futuro

Con el propósito de contribuir a la gestión y conservación sostenibles del capital natural, varias empresas se han comprometido a trabajar sobre este aspecto en la era posplataforma BEE (Plataforma Biodiversidad, Ecosistemas y Economía), es decir, a partir de 2017, e integrar este aspecto más profundamente en sus operaciones diarias utilizando una serie de pasos prácticos. El compromiso adquirido por dichas compañías se ha formulado en el Acuerdo Empresarial de La Haya sobre el Capital Natural (Den Haag Business Accord on Natural Capital).

 

Como principales usuarios de los recursos naturales, las empresas dependen e influyen en el capital natural y en su biodiversidad y, por tanto, juegan un papel clave a la hora de contribuir a que su utilización se haga dentro de la fronteras planetarias.

El surgimiento del Acuerdo de la Haya sobre el Capital Natural marca el final de la Plataforma BEE, una iniciativa puesta en marcha hace cinco años entre la Confederación Holandesa de la Industria y los Empresarios (VNO-NCW, por sus siglas en inglés) y el Comité holandés de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN NL), con el apoyo del Ministerio de Asuntos Económicos de Países Bajos.

Durante este lustro, la Plataforma BEE ha trabajado intensamente para impulsar la conservación y restauración de la biodiversidad y los ecosistemas, objetivo esencial para lograr una economía fuerte y un medioambiente saludable.

Las empresas que se han sumado al Acuerdo Empresarial de la Haya sobre el Capital Natural son de distintos perfiles, desde multinacionales que operan internacionalmente a pequeñas y medianas empresas (pymes) y compañías de nueva creación. Todas ellas han adoptado los cambios necesarios en sus estrategias empresariales y cadenas de valor para gestionar de forma responsable el capital natural para reducir su dependencia de él y sacar partido a las oportunidades derivadas del conocimiento de su relación con la naturaleza.

El texto del Acuerdo Empresarial de la Haya sobre el Capital Natural reconoce que los cultivos en los campos, el agua del grifo, las vitaminas y minerales que consumimos en nuestra comida, el combustible que utilizamos en nuestros automóviles o la energía solar disponible en la red eléctrica son servicios y productos que la naturaleza nos aporta.

«La naturaleza es generosa, pero hay límites sobre cuánto podemos tomar de ella. Para las distintas corporaciones, la tierra, la naturaleza, los recursos naturales, el clima, la energía, la calidad del suelo, el agua y el aire son formas de capital natural que se encuentran fácilmente disponibles. Disponer de un capital natural rico es, por tanto, beneficioso para las empresas», continúa el texto.

Los integrantes de la Plataforma BEE, empresas, agencias y otras organizaciones que apoyan el Acuerdo de la Haya sobre el Capital Natural entienden que «el capital natural es el stock de

de recursos renovables y no renovables (tales como plantas, animales, aire, agua, suelo, minerales), que juntos producen múltiples beneficios esenciales para la humanidad, además del valor intrínseco que representan».

«Como principales usuarios de los recursos naturales, las empresas dependen e influyen en el capital natural y en su biodiversidad y, por tanto, juegan un papel clave a la hora de contribuir a que su utilización se haga dentro de la fronteras planetarias. Sin embargo, este cambio necesario en el comportamiento requiere un enfoque conjunto y, en la medida de lo posible, estandarizado, tanto a escala nacional como internacional, en el que todos asumen su respectiva responsabilidad: corporaciones, instituciones financieras, organizaciones verdes, institutos del conocimiento y gobiernos. Tanto la emergente Natural Capital Coalition como su Protocolo del Capital Natural, a los que apoyamos, son muestra de avances logrados en este sentido».

«Al respaldar este acuerdo, declaramos nuestro apoyo a las siguientes consideraciones, ambiciones y agenda para el logro de este enfoque conjunto. Al hacerlo, reconocemos y deseamos aprovechar el trabajo pionero ya realizado en este ámbito por la comunidad empresarial holandesa. UICN NL, VNO-NCW y todas las empresas que han participado en la Plataforma BEE en los últimos cinco años también reconocen el generoso apoyo prestado por el Ministerio de Asuntos Económicos y piden a las autoridades holandesas que continúen —y, si es posible, lleven a escala— el apoyo político, financiero y de otro tipo necesario para ayudarnos a realizar los compromisos enumerados a continuación en esta próxima fase de nuestra importante misión colectiva.

Ambiciones y Agenda 2017-2020

1.º En el marco de los marcos políticos surgidos bajo el Acuerdo de París de 2015, los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, la Estrategia sobre Biodiversidad y sus metas para 2020, y el Plan de Acción de la Unión Europea en materia de Economía Circular, aspiramos a:

2.º Gestionar las dependencias e impactos sobre el capital natural y su biodiversidad de manera sostenible en nuestras prácticas diarias y mantener su uso dentro de los límites planetarios.

3.º Contribuir al desarrollo de los estándares, instrumentos y herramientas adecuadas para garantizar un uso sostenible y transparente del capital natural, basándonos en el Protocolo del Capital Natural.

4.º Apoyar el desarrollo de herramientas, métodos, puntos de referencia e indicadores de rendimiento (KPI, por sus siglas en inglés) para que el capital natural y su biodiversidad sean parte integral de los negocios sostenibles e informar de manera transparente, tanto a escala interna como externamente.

5.º Promover el uso de estas normas e instrumentos y, en función de la experiencia, mejorar aún más el uso sostenible del capital natural.

6.º Implementar estas prácticas en la mayor medida posible y ampliarlas aún más, incluso a lo largo de las cadenas mundiales de valor.

7.º Considerar nuestra dependencia e impacto en el capital natural y su biodiversidad en las evaluaciones de riesgos financieros y reflejar la debida transparencia en esta materia.

8.º Crear y contribuir a coaliciones y redes empresariales, instituciones financieras, organizaciones verdes e instituciones del conocimiento centradas en la innovación, el impacto y el aprendizaje con una visión de la gestión de las dependencias e impactos sobre el capital natural y su biodiversidad de manera sostenible que se mantenga dentro de los límites planetarios.

Para cumplir con estas aspiraciones, los fundadores de la Plataforma BEE (IUCN NL y VNO-NCW, con el apoyo del Ministerio de Asuntos Económicos de Países Bajos) han decidido seguir trabajando juntos —con las partes interesadas y otros socios— en una serie de actividades existentes y nuevas:

1.- Mantenimiento y desarrollo de herramientas prácticas, sitios de internet y un servicio de asistencia (Help Desk), acciones que se encuentran entre los resultados de los últimos cinco años de PBEE Green Deal.

2.- Un mayor desarrollo (online) de las comunidades del capital natural, basándose en el proyecto Natural Captains (Capitanes Naturales) de los Países Bajos e —internacionalmente, en la Natural Capital Coalition, con alianzas ya en marcha o nuevas alianzas y redes como la VNO-NCW.

3.- Continuar los esfuerzos de sensibilización sobre el capital natural con consumidores, productores y comerciantes, y destacar las sinergias entre otras tendencias como la sostenibilidad, la economía circular, una economía de base biológica, la contratación sostenible, de manera que se refuercen mutuamente.

4.- Luchar por la optimización específica del área dedicada a la gestión de los impactos y dependencias del capital natural y su biodiversidad, tanto a escala nacional (por ejemplo, en relación con los bancos de conservación), como internacionalmente (a través, por ejemplo, de la Convención sobre la Diversidad Biológica (CDB), pero también mediante asociaciones ya existentes como la iniciativa empresarial REDD +, la Rhin Corridor Coalition, e iniciativas como la Verified Conservation Areas (VCA).

5.- Organizar periódicamente eventos para informar, monitorear el progreso, compartir conocimientos, mejores prácticas y proporcionar ayuda a otros.

6.- Informar sobre los progresos y las conclusiones en el próximo Foro Mundial sobre

Capital Natural (World Forum on Natural Capital), que probablemente se celebrará en 2018.

En el marco de los marcos políticos surgidos bajo el Acuerdo de París de 2015, los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, la Estrategia sobre Biodiversidad y sus metas para 2020, y el Plan de Acción de la Unión Europea en materia de Economía Circular, los firmantes del Acuerdo de la Haya sobre el Capital Natural aspiran a contribuir al desarrollo de los estándares, instrumentos y herramientas adecuadas para garantizar un uso sostenible y transparente del capital natural, basándose en el Protocolo del Capital Natural.

Compromisos corporativos

Con vistas a dotar a capital natural de un perfil cada vez más relevante en sus sistemas de gestión empresarial y de gobernanza, las empresas que apoyan el Acuerdo de la Haya sobre el Capital Natural se comprometen a trabajar en los pasos establecidos en el Protocolo de Capital Natural (NCP), utilizando los sistemas de gestión ambiental elegidos (como ISO 14000 o el Ciclo de Deming «Planificar-Hacer-Verificar-Actuar) a un ritmo apropiado para sus organizaciones, dependiendo de su tamaño y capacidad, mediante el empleo de los siguientes pasos prácticos:

1.º Localizar los mayores impactos y dependencias del capital natural en las operaciones comerciales y las cadenas de valor, así como los riesgos comerciales y las oportunidades asociados al uso del capital natural.

2.º Cuantificar al menos los impactos y dependencias más negativos del capital natural.

1 Identificar e implementar alternativas saludables y sostenibles (por ejemplo, otros métodos de producción o utilizar materiales renovables en consonancia con las mejores prácticas y la innovación).

2 Monitorear los efectos de la implementación de estas medidas sostenibles, y, si es necesario,

3 ajustar las estrategias de negocio y los métodos de producción en función de los hallazgos realizados.

Además, los firmantes del Acuerdo también se compromete a:

1.- Integrar las consideraciones del capital natural en las decisiones, políticas y operaciones comerciales.

2.- Informar de manera transparente sobre las interacciones con el capital natural, tanto dentro de la empresa como en las cadenas de valor en las que opera.

3.- Compartir experiencias en redes empresariales y organizaciones para avanzar, aprender, evolucionar y desarrollar métodos de medición y temas relacionados de manera conjunta.

De este modo, realizamos un llamamiento a otras compañías y partes interesadas para que se unan a nosotros para trabajar con organizaciones verces e instituciones del conocimiento en las siguientes acciones:

1. Determinar qué impactos negativos sobre el capital natural deben tener una prioridad más alta y formular un plan de acción para abordar estos aspectos conjuntamente.

2. Esforzarse por, y cuando sea posible, utilizar directrices sectoriales específicas basándose en las mejores prácticas existentes para la gestión del capital natural y determinar los KPI sectoriales.

3. Promover la fijación de precios de todos los servicios que son suministrados por el capital natural e internalizar esos costes.

4.Desarrollar métodos e instrumentos sencillos de usar que generen resultados suficientemente sólidos para determinar, reducir o evitar impactos adversos.

5. Establecer vínculos con iniciativas sobre el capital natural regionales, nacionales e internacionales para crear una «red de redes» para acelerar la acción y reducir nuestra huella colectiva.

6. Promover campañas de sensibilización de los consumidores y productores, y hacer conexiones entre diferentes tendencias de sostenibilidad como las economías circular y basada en productos biológicos; y,

7. Impulsar la integración del capital natural en los programas universitarios y otros programas de instituciones educativas.

Súmate a los pioneros que apuestan por abordar las cuestiones relacionadas con la naturaleza. Hagamos juntos frente a los desafíos del siglo XXI. Si te interesa unirte a esta iniciativa, ponte en contacto los responsables de VNO-NCW UICN NL o pincha en este enlace.

Fuente: PBEE.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.