9 espacios naturales, entre los nuevos sitios declarados por la Unesco Patrimonio de la Humanidad

Durante la celebración de la 40.ª reunión del Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco de este mes en Estambul (Turquía), sus miembros inscribieron nueve nuevos sitios (seis naturales y tres mixtos) en la Lista del Patrimonio Mundial. Se trata de un sitio transfronterizo, presentado por Kazajistán, Kirguistán y Uzbekistán, y sitios de Canadá, China, India, Irán, Irak, México, Sudán y Chad.

Imagen: Timan Jaeger (UICN).

De los nueve nuevos sitios que han entrado a formar parte de la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco son espacios naturales, seis de ellos son espacios naturales y los otros tres mixtos, es decir, culturales y naturales.

De los nueve nuevos sitios que han entrado a formar parte de la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco son espacios naturales, seis de ellos son espacios naturales y los otros tres mixtos, es decir, culturales y naturales.

Los seis espacios naturales son:

Shennongjia de Hubei (China): Situado hacia la parte oriental del centro de la nación asiática, consta de dos zonas: Shennongding/Badong, al oeste, y Laojunshan, al este. En ellas se encuentran los bosques primarios más vastos del centro de China, donde tienen su hábitat numerosas especies animales raras como la salamandra gigante china, el rinopiteco dorado, la pantera nebulosa, el oso de collar y el leopardo. El sitio, que es uno de los tres centros de diversidad biológica existentes en China, ocupa un puesto destacado en la historia de las investigaciones botánicas y fue explorado por expediciones internacionales de recolección de plantas en los siglos XIX y XX.

Mistaken Point (Canadá): Enclavado en el extremo sudoriental de la isla canadiense de Terranova, frente al litoral este del subcontinente septentrional americano, este sitio fosilífero se extiende a lo largo de una estrecha franja de 17 km de longitud formada por acantilados abruptos. Surgidos del fondo del mar, estos acantilados datan del periodo Ediacárico (unos 580 a 560 millones de años atrás). En ellos, se pueden observar los conjuntos más antiguos de fósiles ensamblados de gran tamaño descubiertos hasta ahora, que ilustran un momento crucial de la historia de la vida en la Tierra: la aparición de organismos biológicamente complejos de grandes dimensiones, después de una fase de la evolución que duró tres mil millones de años y estuvo presidida por el predominio de los microbios.

Archipiélago de Revillagigedo (México): Localizado en el Pacífico Oriental, este archipiélago está formado por las islas de San Benedicto, Socorro y Clarión, el islote de Roca Partida y sus aguas adyacentes. Las cuatro islas —que son las cumbres emergidas de otros tantos volcanes integrantes de una cadena montañosa submarina— constituyen un hábitat de vital importancia para diversas especies endémicas de flora y fauna, en particular aves marinas. Las aguas circundantes albergan una concentración notable de especies pelágicas de gran tamaño: mantas gigantes, delfines, tiburones y cetáceos.

Parque Nacional Marino de Sanganeb y Parque Nacional Marino de la Bahía de Dungonab y la Isla de Mukkawar (Sudán): Este sitio natural consta de dos elementos separados: el Parque Nacional Marino de Sanganeb y el Parque Nacional Marino de la Bahía de Dungonab y la isla de Mukkawar. Sanganeb es el único atolón coralino del mar Rojo y está situado en su centro, en concreto, a 25 km de la costa de Sudán. La Bahía de Dungonab y la Isla de Mukkawar, por su parte, se hallan a unos 125 km al norte de la ciudad de Puerto Sudán. Ambas albergan un ecosistema muy variado de arrecifes coralinos, manglares, praderas marinas, playas e islotes que sirven de hábitat a poblaciones de aves y mamíferos marinos, tortugas y peces, como tiburones y mantas. La Bahía de Dungonab alberga además una población de dugongos de importancia mundial.

Desierto de Lut (República Islámica del Irán): Situado al sudeste del país, el desierto de Lut (Dasht-e-Lut) es una zona subtropical húmeda azotada entre junio y septiembre por vientos de gran fuerza que transportan sedimentos y provocan una erosión eólica de proporciones colosales. En este sitio se pueden observar algunos de los más espectaculares relieves eólicos formados por crestas onduladas masivas (yardangs), así como vastos desiertos de piedra y un campo de dunas, que constituyen en su conjunto un ejemplo excepcional de procesos geológicos en curso de evolución.

Tien-Shan occidental (Kazajstán, Kirguistán, Uzbekistán): Este enclave transnacional de Asia Central se encuentra en la cadena montañosa de Tien-Shan, una de las siete mayores del mundo. Los diferentes elementos de su sistema montañoso tienen altitudes que varían entre 700 y 4503 metros. Se trata de un sitio con gran diversidad de paisajes que albergan una biodiversidad excepcionalmente rica. La región de Tien-Shan occidental es importante en el plano mundial como centro de origen de varias especies de árboles frutales cultivados, así como por su gran diversidad de tipos de bosque y por sus asociaciones únicas de plantas.

El trío de sitios mixtos lo componen:

El Parque Nacional de Khangchendzonga en India: Situado en el Estado de Sikkim, al norte de la India, se extiende por una parte de la cordillera del Himalaya y alberga un paisaje excepcional de planicies, valles, lagos, glaciares y espectaculares montañas cubiertas de bosques arcaicos y rematadas por casquetes de nieve, entre las que figura el tercer pico más alto del planeta: el Monte Khangchendzonga. Las poblaciones autóctonas de Sikkim profesan devoción a este monte y a numerosos elementos de la naturaleza (grutas, ríos, lagos, etc.) que son además objeto de toda una serie de relatos mitológicos. Los significados sagrados de esos relatos y las prácticas devotas concomitantes se han integrado en las creencias budistas y constituyen el fundamento de la identidad de los habitantes de Sikkim.

Refugio de biodiversidad de los ahwar y paisaje arqueológico de las ciudades mesopotámicas del Irak Meridional (IraK): Comprende tres áreas de vestigios arqueológicos y cuatro zonas de humedales pantanosos, situadas todas ellas en el sur del país. El tell de Eridu y las ruinas de las ciudades de Uruk y Ur forman parte de los vestigios arqueológicos de asentamientos sumerios en la Baja Mesopotamia, que florecieron entre el tercer y cuarto milenios a.C. en el delta pantanoso formado por los ríos Éufrates y Tigris. Por su parte, las regiones de humedales pantanosos (ahwar) de esta región del Irak Meridional son únicas en su género por deber su formación a uno de los mayores deltas interiores del mundo y por estar situadas en un medio natural extremadamente árido y cálido.

Macizo de Ennedi, paisaje cultural y natural (Chad): Localizado al noreste del país, está formado por arenisca. Con el tiempo, la erosión del agua y el viento esculpieron esta meseta, formando gargantas y valles y creando paisajes espectaculares con arcos y pilares naturales de piedra, picos y barrancos. En los cañones más grandes, las aguas perpetuas desempeñan un papel capital en el ecosistema y tienen una importancia fundamental para la supervivencia de la fauna, la flora y la población humana. En las superficies rocosas de las grutas, cañones y refugios hay millones de imágenes pintadas y grabadas que constituyen una de las mayores colecciones de arte rupestre del Sáhara.

Fuente: Unesco.

Deja un comentario