38 medidas para impulsar el relevo generacional en el mundo rural

La directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), Esperanza Orellana, ha presentado esta semana durante el Comité de Coordinación de las Autoridades de Gestión de los Programas de Desarrollo Rural (PDR) españoles el llamado «Paquete joven». Esta iniciativa busca facilitar la incorporación de jóvenes agricultores al medio rural español, a través de la ejecución de 38 medidas en diferentes ámbitos de actuación para impulsar el relevo generacional del mundo rural.

 

Entre las 38 medidas, se cuenta conceder un trato diferenciado positivo para los jóvenes en las diferentes ayudas públicas, así como facilitar la financiación y el acceso al crédito para jóvenes y mujeres rurales.

Los pilares sobre los que se sustenta esta apuesta, enmarcada en la Estrategia Nacional de Modernización y Diversificación Rural —que contempla incorporar a alrededor de 20 000 jóvenes a la actividad agroalimentaria y forestal en los próximos años— son el uso de las nuevas tecnologías, la formación o la cotitularidad. Para ello, se ha propuesto la creación de diferentes grupos de trabajo, cuyos resultados se abordarán el próximo otoño durante una reunión de directores generales, según informan desde el Mapama.

Dos grupos de trabajo ya están constituidos y en funcionamiento: el grupo de trabajo técnico de primera instalación —creado el pasado mes de febrero—, en el que participan representantes del Ministerio y de las CC. AA. para analizar las posibilidades y dificultades que existen en los PDR para facilitar la incorporación de jóvenes agricultores al sector agrario y el grupo de trabajo de titularidad compartida.

El «Paquete joven» está integrado por 38 medidas que persiguen favorecer la presencia de los jóvenes y las mujeres en el medio rural. Entre ellas, se cuentan algunas dirigidas a:

Impulsar la incorporación de los jóvenes agricultores, en particular, mediante la búsqueda de un compromiso de las comunidades autónomas para destinar un porcentaje mínimo obligatorio de fondos del desarrollo rural para la ayuda a la primera instalación. Además, a través de acciones de armonización de los diferentes requisitos que se exigen en las convocatorias de las diferentes CC. AA. (nivel de formación, fecha para iniciar el proceso de instalación, contenido del plan empresarial, tutorización del joven). Incluye también medidas aplicables al primer pilar de la política agraria común (PAC), como la eliminación de los «peajes» en las transferencias de derechos del pago básico.

También prevé conceder un trato diferenciado positivo para los jóvenes en las diferentes ayudas públicas, así como facilitar la financiación y el acceso al crédito para jóvenes y mujeres rurales.

Fomentar el uso de nuevas tecnologías y promover la innovación y la digitalización, en especial, mediante las actuaciones de la Asociación Europea para la Innovación (EIP), las futuras actuaciones a través de comunidades rurales inteligentes (smart villages) y las iniciativas innovadoras de los grupos de acción local.

Promover la formación y la orientación a través de actuaciones como la puesta en práctica de un «Erasmus agrario» y la potenciación de los programas de formación, los cursos de formación continua o las ayudas a entidades de mujeres rurales.

Visibilizar del papel de las mujeres mediante el impulso de la Ley de titularidad compartida, con la puesta en marcha de iniciativas que potencien la implantación de la cotitularidad, la realización de una campaña de formación y la mejora de la formación del personal dedicado a orientar a las mujeres en esta materia. También se incluyen iniciativas para favorecer el emprendimiento empresarial.

Crear una oficina de atención al joven y a la mujer rural, con el fin de satisfacer las necesidades de información que requieran para su instalación en el medio rural.

– Realización de análisis y estudios, así como seguimiento de estrategias que permitan el diseño de políticas y la toma de decisiones.

– Dotar de infraestructuras y servicios a la población en las zonas rurales, así como promover un turismo diversificado y generador de empleo.

Fuente: Mapama.

Deja un comentario