21 de marzo: Día Internacional de los Bosques

Mañana despediremos al invierno, daremos la bienvenida a la primavera y con ella al Día Internacional de los Bosques, que este año se celebra acompañado del lema «Crear un clima futuro inteligente».

El lema elegido este año para conmemorar el Día Internacional de los Bosques es «Crear un clima futuro inteligente».Ban Ki-moon, secretario general de Naciones Unidas, presidirá el acto programado hoy en la sede de su organismo en Nueva York para conmemorar este día especial dedicado «a la concienciación sobre la importancia de todos los tipos de bosques y los árboles situados fuera de ellos», dice el mensaje oficial del máximo responsable de la ONU.

«La alimentación, el combustible, la vivienda y los ingresos de unos 1600 millones de personas -incluidas más de 2000 culturas indígenas- dependen de los bosques. Tres cuartas partes del agua dulce provienen de las cuencas forestales. Los bosques evitan los desprendimientos de tierras y la erosión y, en el caso de los manglares, reducen las muertes y los daños causados por los tsunamis».

Por estas razones, entre otras, los bosques son una parte esencial de la agenda para el desarrollo después de 2015. Una de sus funciones más importantes es el papel que desempeñan en la construcción de sociedades resilientes al clima. Por ello, en este año de acción para el desarrollo sostenible el tema elegido es el cambio climático.

«La protección de los bosques sanos y la mitigación y la adaptación al cambio climático son dos caras de la misma moneda. Los bosques son los principales depósitos de carbono, después de los océanos. El carbono que almacenan en su biomasa, suelos y productos equivale a un 10% de las emisiones de carbono previstas para la primera mitad de este siglo. Al mismo tiempo, la deforestación y el cambio en el uso de la tierra causan el 17 % de las emisiones de dióxido de carbono generadas por el ser humano», recuerda Ban Ki-moon.

Los ecosistemas forestales, ricos en diversidad biológica, son cada vez más vulnerables a los cambios en los patrones meteorológicos, térmicos y pluviométricos. Por consiguiente, es fundamental que trabajemos para conservarlos y gestionarlos de manera sostenible.

«A pesar del valor ecológico, económico y social de los bosques, en todo el mundo la deforestación prosigue a un ritmo alarmante, y anualmente se destruyen unos 13 millones de hectáreas forestales. Esta situación no es sostenible ni para las personas ni para el planeta. Sin embargo, hay algunos indicios alentadores. En el último decenio, la tasa de deforestación mundial ha disminuido en casi un 20 %, lo que indica que existen soluciones para revertir esta tendencia destructiva», continúa optimista el secretario general.

«Para construir un futuro sostenible y resiliente al clima debemos invertir en nuestros bosques del mundo. Para ello, será necesario un compromiso político a los más altos niveles, políticas inteligentes, un cumplimiento efectivo de la ley, alianzas innovadoras y financiación. En el Día Internacional de los Bosques, comprometámonos a reducir la deforestación, mantener los bosques sanos y crear un futuro resiliente al clima para todos», concluye.

Recursos sobre los bosques

A partir de hoy y en las próximas semanas, serán muchos los actos, talleres, charlas, exposiciones y demás actividades que se organicen en todo el mundo para reconocer el rol de nuestros bosques y transmitir conocimiento sobre los beneficios y lo necesarios que son en nuestras vidas.

Hemos seleccionado una serie de recursos que nos han parecido muy interesantes que te aportarán multitud de información e ideas sobre las que puedes trabajar si te animas a organizar tu propia actividad.

Los primeros son dos vídeos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. El primero narra la estrecha relación que une a los bosques y el cambio climático, la temática elegida este año para conmemorar el Día Internacional de los Bosques.

 

 

Y este otro aporta una gran variedad de datos sobre las funciones de las masas forestales y su influencia en nuestra calidad de vida, algo que muchas veces pasa desapercibido y que es importante que todos conozcamos.

 

 

Este tercer recurso es el informe Hacer frente al cambio climático: el papel de los recursos genéticos en la alimentación y la agricultura, editado este año por los especialistas de la FAO, que muestra las interacciones entre el cambio climático y los recursos forestales y agrícolas: plantas, árboles, cultivos, animales acuáticos e invertebrados y microorganismos, entre otros, que son la base fundamental de nuestro sostenimiento.

 

El informe muestra las interacciones entre el cambio climático y los recursos forestales y agrícolas.

 

De nuevo, un vídeo. En este caso, compartido por José J. Santos, autor del blog Gerena Verde, más desenfadado y que muy probablemente te encantará. Se trata de una parábola sobre la relación entre el hombre y la naturaleza, una historia ejemplar sobre la capacidad humana para alcanzar cualquier objetivo que se plantee. Está basado en el libro El hombre que plantaba árboles, de Jean Giono, que narra la historia de Elzéard Bouffier, un pastor empeñado en transformar un erial de Provenza (Francia) en un lugar lleno de vida, objetivo que consigue de manera silenciosa y solitaria, pero en perfecta armonía con el entorno que le rodea: el bosque, con el que establece una relación íntima y profunda. Un canto puro a la defensa de los bosques del planeta.

 

 

 

Este juego elaborado por la FAO es a la par que sencillo, motivador, puesto que nos plantea el reto de contestar con acierto una serie de preguntas cuyas respuestas nos pueden parecer fáciles… En tu caso, ¿crees que las acertarás todas?

 

¿Aceptas el reto que te plantea la FAO con este juego de preguntas?

 

Por último, en este enlace verás las próximas citas programadas a escala global en las que expertos de todo el mundo acudirán para debatir sobre cómo avanzar en la gestión sostenible de nuestros recursos forestales.

Fuente: ONU, FAO.

 

Deja un comentario