10.º aniversario de la entrada en vigor del Protocolo de Kioto

Se acaban de cumplir 10 años desde la entrada en vigor del Protocolo de Kioto. En concreto, el 16 de febrero de 2005 fue el día en que dio comienzo la aplicación del primer tratado internacional de reducción de emisiones firmado en 1997 en la ciudad japonesa que le dio nombre. ¿Cuál es el origen de este Protocolo?

Con el fin de intentar reducir las emisiones de GEI que provocan el calentamiento terrestre, los países más industrializados firmaron el 11 de diciembre de 1997 el Protocolo de Kioto, un documento por el que se comprometieron a reducir la emisión de GEI en un 5,2 % respecto a 1990 antes de 2012.

En 1988, el científico James Hansen, exdirector del Instituto Goddard de Estudios Espaciales, reveló que existía una relación causa-efecto entre la emisión de ciertos gases a la atmósfera y el incremento de la temperatura del planeta. Este anuncio supuso el arranque de numerosas investigaciones por parte de la comunidad científica que derivaron en el hallazgo de los seis gases con efecto invernadero (GEI) responsables del calentamiento global, entre los que destaca, por su magnitud y efecto perjudicial sobre la capa de ozono, el dióxido de carbono (CO2).

Con el fin de intentar solventar este problema, los países más industrializados firmaron el 11 de diciembre de 1997 el Protocolo de Kioto, un documento por el que se comprometieron a reducir la emisión de GEI en un 5,2 % respecto a 1990 antes de 2012.

El arranque de la vigencia del Protocolo supuso varios hitos:

1.º Más de 30 países industrializados quedaban obligados jurídicamente a cumplir los objetivos cuantitativos para reducir o limitar sus emisiones de gases de efecto invernadero.

2.º El mercado internacional del carbono se convirtió en una realidad jurídica y práctica. De ese modo, el régimen de comercio de derechos de emisión del Protocolo comenzó a permitir a los países industrializados comprar y vender mutuamente créditos de emisión, un planteamiento basado en el mercado con el fin de mejorar la eficiencia y rentabilidad de los recortes de emisiones.

El primer sistema de comercio de emisiones de la Unión Europea ha inspirado al resto del mundo a poner en marcha o considerar sistemas de mercado similares. En este sentido, hoy por hoy existen cerca de 30 sistemas similares. «Quienes han participado en ese sistema de mercado logrando reducir sus emisiones ven cómo ello se ha convertido en un bien que pueden vender, mientras que aquellos que no han conseguido cumplir sus objetivos tienen la oportunidad de comprar reducciones en el mercado», explican los especialistas de la CMNUCC.

3.º El Mecanismo para un Desarrollo Limpio (MDL) pasó de la fase inicial a la plena operatividad. Así, este instrumento empezó a alentar las inversiones en proyectos en países en desarrollo que limiten las emisiones al mismo tiempo que promuevan un desarrollo sostenible.

Actualmente, hay 7800 proyectos dentro del MDL en 105 países en desarrollo. Por cada tonelada de gases que consiguen reducir, estos proyectos reciben créditos que pueden vender en el mercado. Gracias a este sistema, hasta la fecha se ha evitado emitir 1500 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera.

4.º El Fondo para la Adaptación, establecido en 2001, comenzó a prepararse para ayudar a los países en desarrollo a hacer frente a los efectos negativos del cambio climático.

Transcurrida una década, según informan desde la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), «los datos preliminares muestran que las naciones comprometidas en el Protocolo de Kioto han logrado superar colectivamente los objetivos iniciales de reducción de emisiones.

Los países firmantes del Protocolo de Kioto han conseguido reducir las emisiones en torno a un 20 %, muy por encima del 5 % que se estableció como meta inicial.

Estos países comprometidos a cumplir objetivos han conseguido reducir las emisiones en torno a un 20 %, muy por encima del 5 % que se estableció como meta inicial».

Con el primer periodo de compromiso del Protocolo -de 2008 a 2012-, 37 países industrializados y la Comunidad Europea se comprometieron a liderar la acción climática mundial mediante la reducción de sus emisiones en un promedio de 5 % respecto a los niveles de 1990. En este sentido, «se espera que la Secretaría de la CMNUCC concluya a finales de este año o principios del que viene la medición final de este primer periodo de compromiso».

Sin embargo, por la información facilitada este año por las Partes del Protocolo de Kioto, se sabe que para finales de 2012 las naciones comprometidas habían logrado reducir sus emisiones en un 22,6 % con respecto al año de referencia.

Segundo periodo de compromiso: la Enmienda de Doha

En 2012, se estableció el segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kioto, conocido como la Enmienda de Doha, «que se espera entre en vigor cuando tres cuartas partes de las Partes del Protocolo hayan suministrado sus instrumentos de aceptación a su Depositaria», matiza la información facilitada por la CMNUCC.

Desde la ONU se anima a los gobiernos a acelerar la ratificación del segundo periodo de compromiso para con ello contribuir a aumentar los niveles de ambición para la acción antes de 2020, dado que es en dicho año cuando está previsto que el nuevo acuerdo de París entre en vigor.

Fuente: CMNUCC.

Deja un comentario